Reduce accidentes de tráfico

Reduce accidentes de tráfico

Según la DGT había 1339 accidentes mortales en el tráfico en España en 2011. En 2010 había más o menos las mismas victimas. Según el País, de estos, 42 % de los conductores y 73 % de las victimas dieron positivo por alcohol u otras drogas. Esto conlleva unos gastos de más o menos 15.000 millones de euros anuales. Los datos son sacados de un estudio de la Fundación Instituto Tecnológico para la Seguridad del Automóvil.

¿No sería entonces lógico intentar reducir la cantidad de alcohol y drogas al volante? Pues si! Como todos problemas, se puede solucionar quitando el hecho, el objeto o ambas cosas.

Algunos camiones ya tienen parcialmente solucionado el problema a través de sus cerraduras de arranque de alcohol que impiden que el conductor arranque el camión si ha bebido, pero no impide que el conductor beba cuando conduce o que haya tomado otras drogas, por lo tanto hay que completar con otras medidas.

Se puede y debe reducir el hecho de tomar drogas a través de la educación. Los diferentes gobiernos obviamente intentan aumentar la consciencia vial a través de campañas publicitarias pero esto no es suficiente y es demasiado tarde. Cualquier persona antes de llegar a tener un permiso de conducir ya debería tener mentalizado que no se puede beber antes de o cuando se conduce. Esto obviamente se debe aprender de los padres y de la escuela ya de joven. La asignatura “educación para la ciudadanía”, o como se llame ahora, es una buena asignatura para indoctrinar esto pero también se puede hacer en otras asignaturas.

El aprendizaje a través de indoctrinación obviamente es a largo plazo y por eso también hay que tomar medidas a corto plazo. La medida más lógica a corto plazo es quitar el alcohol o la droga.

Una pregunta bastante lógica que uno puede hacerse es: Si queremos impedir que la gente beba alcohol al conducir, ¿porqué permitimos la venta de bebidas alcohólicas en las gasolineras?

El tema de venta de alcohol en las gasolineras tiene un arreglo muy fácil y muy rápido. Prohibir la venta de bebidas alcohólicas en gasolineras!

Aparte está clarísimo, si no nos hacen falta en el momento, compramos las bebidas alcohólicas en un supermercado porque los precios de gasolinera son mucho más elevados. El único momento en que nos ocurre comprar bebidas alcohólicas en una gasolinera en cuando nos hacen falta desesperadamente. Reflexionando sobre el hecho de estar desesperados por beber alcohol y el de tener alcohol en el coche, no parece una combinación muy adecuada.

Obviamente las gasolineras se quejarán por pérdida de ventas y sospecho que habrá mucha gente que se quejará por las mismas razones equivocadas que cuando se prohibió fumar en locales públicos. Lo que tiene que pesar mas fuerte aquí es el coste para el país por accidentes y muertes en el tráfico relacionados con alcohol y que todo lo demás tenga carácter secundario.