Reduce el tiempo de cola en los supermercados

Reduce el tiempo de cola en los supermercados

¿Alguna vez has tenido que hacer cola para pagar las compras en un supermercado? Seguro que sí. ¿Y pensabas que el supermercado podría poner alguna cajera más a trabajar en alguna de las cajas libres? ¿O pensabas que la próxima vez podrías ir en una hora con menos gente? A lo mejor incluso fuiste otro día a una hora en que había menos gente en el supermercado, pero pasó lo mismo! Vaya miseria!

No eres el único con este problema. Algunas veces el tiempo de espera en las cajas ni siquiera es largo pero siempre es percibido como demasiado largo. ¿Por qué es esto?

Los supermercados suelen tener varias cajas, de las cuales normalmente solo una pequeña parte son usadas. Cuando hay poca gente tienen pocas cajeras y las cajas de sobra están vacías. Cuando hay mucha gente tienen más cajeras para tener menos cola en cada caja. Eso significa que en general da igual cuando vamos, siempre habrá cola. Para reducir las colas un poquito algunos supermercados tienen una política de llamar a más cajeras por las altavoces si la cola es de más de 3 personas pero antes de que se haya puesto en su caja ya hay mucha gente esperando. ¿Si siempre habrá cola tiene que haber alguna manera de reducir el tiempo de cola?

Hay que estudiar lo que hacen las cajeras. Las cajeras hacen tres cosas, registran los productos, cobran el dinero y meten la compra en bolsas. De estas tres tareas,solo hace falta cajeras para dos, las de registrar los productos y cobrar el dinero. La tercera tarea de meter la compra en bolsas no necesita de una cajera y el tiempo que dedica a eso podría dedicar al próximo cliente. En general el tiempo de meter la compra en bolsas es incluso más largo que el tiempo de las otras dos tareas, lo que significa que el tiempo de cola se podría reducir a la mitad si las cajeras no harían esta tarea.

En algunos países donde los sueldos son bajos, los supermercados tienen personas empleadas para meter la compra en bolsas. Esto no es el camino de seguir para un país desarrollado. Mientras estamos esperando un sistema de pago automático cuando metemos nuestra compra en el carro hay que recurrir a sistemas tradicionales. El camino de seguir es el modelo de los países desarrollados. En muchos países han modificado las cajas. En vez de una cinta transportadora muy corta después de la caja, donde la compra se amontona, tienen cintas bastante más largas. Así cabe toda la compra y no se amontona. Aparte han puesto un separador para distinguir entre la compra de un cliente u otro. De esa manera la cajera puede registrar y cobrar las compras de un cliente mientras el cliente anterior por si mismo puede meter sus comprar en bolsas.

De esta manera se puede reducir el tiempo de espera y también la percepción de tiempo para las compras porque el cliente está ocupado.
Los cambios estructurales de las cajas conllevan un gasto pero este gasto es una inversión. Con los cambios hace falta emplear menos cajeras, lo que reduce los gastos de sueldos y como hacen falta menos cajas también reduce el espacio empleado por cajas.
En tiendas, espacio es dinero y siempre hay que intentar sacar el máximo rendimiento de cada metro cuadrado. Este espacio se puede utilizar para llenar con productos y entonces ingresa más dinero al supermercado.