Las subvenciones de los partidos políticos

Últimamente se ha escuchado mucho sobre la financiación de los partidos políticos. Aparentemente reciben dinero a a través de cuotas de afiliación. donaciones legales, donaciones ilegales, sobornos legales, sobornos ilegales y si esto no fuera todo también hay subvenciones estatales, regionales y municipales a los partidos políticos. Parece que tienen mucho dinero y realmente no pueden quejarse de no tener dinero. Vamos a ver la relación de cada parte.

Sobre las cuotas de afiliación no se puede decir nada, existen cuotas de afiliación para casi cada cosa que hacemos en la sociedad. Las cantidades y sus impuestos e intereses son temas complicadas y los dejamos para los economistas. Los partidos políticos ingresan alrededor de 40 millones de € a través de esta fuente y pasaremos a las fuentes más interesantes.

Primero vemos las donaciones. Las donaciones son dinero de personas reales que apoyan a un partido. El límite legal es de 100 000 € y no puede ser anónimo. Según información en Cuentas Claras los partidos políticos reciben alrededor de 11 millones de € anuales en donaciones. Antes, cuándo era legal hacer donaciones anónimas esta cuota fue mayor y por lo tanto entendemos que fue algún tipo de blanqueo de dinero. También es muy fácil hacer donaciones ilegales por encima de los 100 000 € porque se puede donar en nombre del cónyuge, los hijos o cualquier otra persona dispuesta a dejar su nombre en el papel.

Segundo vamos a ver los sobornos. Puede ser que legalmente se llama otra cosa pero yo considero que el dinero de una empresa a un partido político se debe llamar soborno. Es una manera fácil de ejercer influencia sobre alguien y está bastante claro que es lo que quieren hacer. Una empresa no paga para nada ni tiene convicciones mientras que una persona real puede querer apoyar a sus convicciones. Una empresa siempre quiere conseguir algo, en forma de contratos nuevos, cambios de leyes u otra cosa. Los sobornos pueden ser legales si todos los trabajadores y propietarios de una empresa apoyan al partido político que están sobornando. Por el tamaño de las empresas que pueden ganar algo por sobornar a un partido político es bastante improbable que todos trabajadores y propietarios apoyen al mismo partido político. Consecuentemente podemos considerar todos pagos de empresas como sobornos ilegales. Hemos visto muchos casos de estos en las noticias gracias a los periodistas. Por desgracia suelen desenterrar los hechos cuando el tiempo de prescripción ya ha pasado.

Por último vamos a ver las subvenciones. Las subvenciones a los partidos políticos son algo que se inventó hace mucho tiempo para que los partidos políticos pudieran hacer propaganda. Las subvenciones posiblemente existen en casi todos los países del mundo y casi seguro únicamente siguen en pie por tradición. Cuando se inventó la gente no tenía los medios de comunicación que tenemos ahora y fue laborioso y costoso emitir propaganda. Hoy en día tenemos Internet que es prácticamente gratis y tenemos periodistas de la tele, la radio y los periódicos que felizmente reenvían cada mensaje. Los políticos ni siquiera tienen que llamar a los periodistas si quieren comunicar algo, los periodistas llaman a ellos y piden ruedas de prensa. Con este panorama no existe razón para que el estado, las regiones y los municipios paguen por emitir propaganda. ¡Es gratis! Aun así los partidos políticos recibieron 62 millones de euros del estado en el 2013.Al mismo tiempo en la comunidad Valenciana los partidos políticos regionales recibieron 1,2 millones de euros. Diferentes regiones reparten diferentes cantidades de dinero pero si multiplicamos la cantidad de la comunidad valenciana con 15 regiones obtenemos 18 millones de euros. Es mucho más complicado calcular las subvenciones municipales y comarcales pero podemos asumir que en conjunto se gasta como menos 100 millones de euros anuales en España para diferentes tipos de subvenciones a partidos políticos. Otra vez, teniendo en cuenta que hoy en día la propaganda política es prácticamente gratis, la única explicación es que este dinero solo sirve para enriquecer a los partidos políticos.

¿Qué se puede hacer con 100 millones de euros anuales? Para mucha gente esto es muchísimo dinero pero para otros, como los clubes de fútbol esto es poca cosa. Aún así seguramente se te ocurriría alguna idea si te presentarían el dinero. A mi me ocurría que a lo mejor los municipios podrían pagar sus facturas retrasadas. De esa manera a lo mejor todavía se puede salvar a alguna empresa de la ruina. Muchas empresas ya han quebrado por culpa de ayuntamientos sin conocimientos económicos pero puede que todavía haya alguna empresa que está aguantando. Otra cosa que podían hacer es terminar las obras públicas que se dejaron sin terminar con el crisis. Por ejemplo hay un par de hospitales en la comunidad Valenciana que están sin terminar. Cada municipio tiene sus problemas y seguramente tienen otros agujeros en que pueden invertir el dinero. Todas estas propuestas contienen un elemento muy importante para la economía española. El dinero se queda localmente en empresas pequeñas y de esa manera ayuda a más gente.

Resumiendo, se debe suprimir las subvenciones a los partidos políticos en todos niveles y repartir el dinero de los impuestos pagando facturas retrasadas, terminar obras públicas ya comenzadas u otras cosa decididas localmente. Yo estoy harto de escuchar propaganda política sin efecto verdadero y no quiero contribuir a eso con mis impuestos. ¿Lo quieres tú?