Consejos para nuevos españoles

Si a alguien de repente le ocurre la idea loca de emigrar de su país y mudarse a España esta persona rápidamente tiene que aprender las costumbres españolas. Esto es muy importante para poder integrarse en la cultura española. El idioma no suele ser gran problema porque los españoles ya están acostumbrados a gente de todos países y aunque no entienden ni una palabra se pueden resolver todos los problemas. ¿Cómo entonces se puede integrar más o menos rápido en la cultura española?

Para resolver este enigma hay que buscar: ¿qué son las cosas que más le gustan a los españoles? Preguntando a gente de la calle se puede elaborar una lista, estudiar los resultados y hacer pruebas de campo pero también se pueden sacar temas de la chistera como a mi me gusta. Sin ofender a nadie creo que las cosas que más le gustan a los españoles se pueden resumir en tres puntos, el fútbol, comer y fotocopias.

Para ingresar en la cultura del fútbol no hace falta gran esfuerzo. Simplemente hay que elegir un equipo favorito y empezar a leer todo lo que se escribe sobre el y ver los partidos en la tele. Para mejorar la cosa, no hay que ver la tele en casa sino en un bar. Es preferible si el bar es de ese equipo, porque entonces uno se puede quedar después del partido para charlar sobre partidos del año del papá. Si nadie se acuerda de qué pasó cuándo y dónde se saca tablas, libros, fotos, etc para mostrar la información más importante del mundo. Acuerda que hay que discutir los partidos antes, mientras y después, y como todos equipos tienen partido dos veces a la semana siempre hay material para discutir.

La segunda cosa que les gusta muchísimo a los españoles es comer. No me refiero a la comida de mediodía ni el hecho de tragar alimentos en sí, porque los españoles no son exageradamente gordos sino el hecho de estar sentado en un restaurante o bar con algo en la mesa y hablar durante horas. Si uno quiere pasar tiempo con alguien o hablar con alguien no se puede preguntar si quiere venir a hacer footing o si tiene tiempo para hablar. Siempre hay que preguntar si le apetece venir a comer o tomar un café o tomar una cerveza. Una vez en el bar o restaurante, con los alimentos sobre la mesa, se puede empezar a discutir cualquier cosa. Después se queda allí para hablar sobre cualquier cosa hasta que la otra persona se harta de comer, no hasta que se termina la conversación inicial. La conversación inicial puede terminar en 5 minutos mientras el café dura 2 horas. En teoría se podría comer para únicamente alimentarse en 15 minutos diarios y hablar para resolver cosas en otros 15 minutos diarios pero según mis estimaciones personales estimo que los españoles gastan alrededor de 3 horas diarias para comer. Incluso hay algunos que gastan todo el día en el bar.

La tercera cosa que les gusta más a los españoles es hacer fotocopias. ¿Como si no, se podría explicar que hay que entregar fotocopias para cualquier asunto en cualquier sitio?
Como sabemos hay que entregar fotocopias del DNI en el banco, en el ayuntamiento, en la universidad y hasta en el gimnasio. Después hay que entregar fotocopias de las notas del bachiller en la universidad, del empadronamiento en hacienda, de la tarjeta de seguridad social en la mutua, del permiso de conducción en la corredura de seguros, etc, etc. Moviéndose un poquito y haciendo varias cosas, tranquilamente se pueden entregar 20 fotocopias anualmente.
A continuación un texto típico:
“Una fotocopia del documento nacional de identidad, tarjeta de residencia o pasaporte, en vigor, o el consentimiento expreso del interesado para que sus datos de identidad puedan ser consultados, todo ello en virtud de lo dispuesto en la Orden PRE/3949/2006, de 26 de diciembre. “

Es un sinfín de fotocopias. 20 fotocopias anuales multiplicado con 50 años de vida y con 47 millones de habitantes significa que tiene que haber 47 billones de fotocopias por allí. En algún sitio debe de haber una montaña de fotocopias, a lo mejor en alguna mina abandonada.

Se podría pensar que la introducción de ordenadores en las oficinas podría disminuir la cantidad de fotocopias porque obviamente se pueden conectar los ordenadores a varios registros pero no es así. También se podría pensar que la nueva ley que dice que ya no es necesario entregar fotocopias del DNI y algunos documentos más para asuntos oficiales disminuiría la cantidad de fotocopias pero tampoco es así. No hace falta entregar fotocopias si la persona autorizada está en ese puesto de trabajo, algo que nunca pasa. Obviamente solo hay una persona autorizada en cada oficina porque los demás no son de fiar y no saben el trabajo. ¿Entonces que hacen allí? Para resolver el problema y poner el asunto en movimiento hay que recurrir al sistema antiguo y entregar las fotocopias.
De verdad, en algún momento dado alguien tiene que introducir los datos de las fotocopias en algún registro en algún ordenador, ¿porque no hacerlo directamente cuando el cliente está presente con su original?
Yo antes vivía en Suecia y puedo asegurar que he entregado más fotocopias en un año en España que en toda mi vida anterior en Suecia. Allí incluso es difícil encontrar una fotocopiadora cuando realmente hace falta. Los únicos sitios que las tienen son las oficinas, las bibliotecas y las universidades. No las tienen en los estancos, ni quioscos y locutorios ni siquiera existen.

Como la mentalidad de fotocopias está tan integrada en la sociedad española un buen consejo para inmigrantes nuevos es invertir en una fotocopiadora lo antes posible. Así se ahorra dinero. Si es posible comprar una máquina que se puede conectar al ordenador, mejor. Hoy en día hay muchos modelos en el mercado que son combinaciones de impresora/fotocopiadora/escáner por menos de 50 €. Compra la fotocopiadora ya y descuéntala en la declaración de rentas porque es el precio que hay que pagar por ser español.